Sobre el Sueño de una noche de verano —- Los monólogos de clase — Los personajes

Puck

Una tarde en una clase de otoño

Julio Sarabia

ACTO 1

Escena Primera

 

Entra Puck vestido en una mezcla de vendedor de seguros y profesor de escuela pública con unas gafas negras.

 

(Dirigiéndose al público) Puck

¿Es que hay entre ustedes alguno que entienda realmente lo que es el amor? Les aseguro que no hay ni uno solo… Buenas tardes, mi nombre es Robin Goodfellow o mejor conocido como Puk.

(Suena su teléfono)

Sí, él habla, ¿qué necesita?…. Entiendo…. entiendo… y ¿usted es?… vaya y ¿cómo se llama la dama en cuestión?… Oh, ¿sí sabe que la primera criatura?… Perdón, que sí leyó la obra, bueno si sabe que es mi trabajo informarle… Perdón… Si bueno pero digamos que he estado fuera de circulación un tiempo, de momento la magia dejó de tener su encanto con eso de los ilusionista. Ya sabe, David Copperfield y a ese infeliz de Criss Angel… ¿No le conoce?, qué mejor, de cualquier modo da lo mismo; le decía que lo más lamentable del caso es que la gente hoy día ya no usa el poder de las hadas y de los… Perdón, no, yo no soy un hada. En realidad tengo el poder de ser cualquier cosa o persona, dejé de ser un duende hace algunos siglos. Ahora parezco más bien un vendedor de seguros… ¡Es una broma!, no hago fiesta de disfraces ni mucho menos… Disculpe pero creo que no leyó su libro, por favor, vamos al segundo acto, primera escena, un poco antes de que entre el ateniense Demetrio. ¿Ya la encontró?, mi jefe Oberón da una breve pero concisa explicación  de lo que hace la flor que he colocado desde siglos atrás sobre los ojos de las victimas… ¿Perdón?, víctimas en el mejor sentido de la palabra. No, no lo estoy ofendiendo, quiero decir seres potencialmente ineptos para amar a quien deben amar, como si usted fuera diestro y quisiera ser zurdo por… lo sé, no fue precisamente un buen ejemplo… ¿Bueno?, ¿hola?, ¡bueno!… ¡Mierda!!

(Dirigiéndose al público)

Las cosas han cambiado más de lo que se imaginan. Clase, buenas noches, me complace saludarles y comentarles de inmediato que para esta asignatura necesitaremos un diccionario inglés y español editado por la universidad…

(Alguien pregunta)

¿De verdad es usted el señor Puck?

Puck,

Sí, bueno, el mismo, ¿si leyeron la tira de materias?

(Otra persona)

Señor Puck ¿pero no era usted un duende?

Puck

Sí, en realidad podemos ser cualquier cosa, yo ahora soy su profesor…

Lucía (con gesto de incredulidad)

¿Dónde está la flor?, me gustaría verla.

Puck

Miren chicos, mi trabajo en estos meses consiste en darles a conocer un poco sobre el poder de la magia, desde los griego hasta…

Jorge (levantando la voz)

La magia es un cuento de hadas…

Puck

Técnicamente las hadas tienen que ver mucho con eso.

Jorge

Quiero decir que la magia es una mierda.

Puck

Mira hijo, ¿si sabes que puedo cambiarte ese rostro por el de un asno o puede hacer, justamente con esa florecita que dices, que te enamores de tu peor pesadilla y la sigas hasta el fin del mundo?

Lucía

Quiero ver la flor

Puck

¿Me puedes dar su nombre, jovencita?

Lucía

Señor o ¿prefiera profesor? Puck, yo… bueno… yo quiero que alguien se enamore de mí.

Puck (acariciándose las manos y poniendo mucha atención)

Soy todo oído…

Lucía

Se trata de mi mejor amigo de la infancia, llevamos años conociéndonos y bueno, yo he comenzado a sentir cosas por él.

Puck

No vengo preparado, pero podemos vernos después de la clase

Lucía (desilusionada)

Me temo que usted es un charlatán y ese maquillaje de ojos no le favorece en lo más mínimo.

Puck

Puedo también convertirte en una grotesca criatura.

Lucía

Yo estoy enamorada y ¡si viene a esta clase es para presenciar un acto de magia! Si usted no puede hacer eso, me temo que tendré que salir de aquí, avergonzada, enojada y molesta (se levanta y va hacia la puerta).

Puck (elevando la voz y levantando la mano derecha)

¡Alto ahí, jovencita!, vuelve a tomar asiento, si de verdad quieres experimentar la magia y no ilusiones falsas, yo voy a satisfacer tu curiosidad. Siéntate, Lucía, quiero que te pongas de este lado (enfrente del señor Jorge). Cierra tus ojos, por favor, quiero que pienses en una bahía…

Lucía

¿Es en enserio?

Puck

(Sonriendo) Cierra los ojos y duérmete.

Lucía

No puedo hacerlo enfrente de todos y menos sentada, no se supone que tiene que hipnotizarme.

Puck

La magia no se trata de eso, ya, relájate, vamos a hacer lo siguiente, quiero que te tomes esta pócima mágica (le extiende su lata coca-cola), sólo un pequeño sorbo y entrarás en un profundo sueño.

Lucía

Es una broma… esto es coca-cola.

Puck

Bebe y cállate. (Lucía bebe y se queda dormida muy rápido). Muy bien, ahora clase presenciaran un acto de magia increíble, no venía preparado, pero ya que su compañera insistió, voy a asumir las consecuencias y ustedes podrán ver la magia del encanto y la seducción en su máxima expresión. (Le pone la flor sobre sus ojos), no se dejen llevar por las apariencias, las cosas han cambiado muchísimo más de lo que se imaginan. Bien Lucía… ¿cómo eran las palabras mágicas? (revisa su libro), no hay palabras mágicas, lo siento pero Shakespeare se saltó lo más importante… bien, pero esto no es nada del otro mundo. Lucí (se arremanga la mangas del saco), querida, preciosa Lucy, hermosa Lucy, cuando despiertes te enamorarás de la primera criatura que se miren tus ojos, sea hombre, mujer, bellaco o criatura… Abre tus ojos, gentil Lucy. (No despierta). Maldición, para todo se necesita un conjuro… (se sienta, lee un unas páginas de libro de magia, reflexiona y le da otro trago a su coca; luego se levanta, va hacia Lucy) Bebe y despierta por el amor de Cupido.

ESCENA 2

(Lucía abre los ojos despacio, se va moviendo Puck hasta dejar a Jorge enfrente de ella)

Lucía (con mirada lasciva e insistente)

Querido Jorge, me permites sentarme a lado tuyo

Jorge

Sí, claro, puedes sentarte.

Puck

Bueno clase, les decía que la magia…

Lucía

Querido Jorge, me parece que el día de hoy te ves increíblemente guapo… Te ves… ¿podemos salir un momento?

Puck

¿Cómo te sientes mi niña?

Lucía

(Omitiendo la pregunta anterior) Jorge, por favor, vamos a salir un momento, te aseguro que no te arrepentirás…

Puck

Lucía, por el amor de Cupido, deja en paz a nuestro compañero, ya hablará cuando termine la clase.

Lucía

(Poniéndose de pie) Nadie me quitará el amor de este hombre, estoy segura que entre más me lo quieran quitar, estaré luchando por su amor,  y tú, gentil y guapo caballero, entre más me ignoren tus fuerzas varoniles, más mi amor crecerá por ti. De tal modo, que si me rechazas, yo asumiré que me amas y viviré buscándote hasta el fin de nuestros días…

Jorge

Ok (hubo improvisación en todo esta parte)

Puck

Como ven, la magia es cosa seria.

(Suena de nuevo su teléfono)

Puck

Diga… Señor, cómo se encuentra; bien, aquí todo está bien, va de maravilla, en qué le puedo servir. ¿Ahora?, es una broma, jefe estoy trabajando en México… sí, soy profesor y vendedor de seguros…. Perdón, de quién se trata… ¿Peña Nieto? ¿Quiere hacerlo un asno o quiere que se enamore de un asno? Bueno, puedo hacer algo, pero insisto que ya no estoy trabajando para los mortales. De verdad, nada de humanos.

Lucia

(Grita)

¡Lo amo Jorge!, ¡quiero que el mundo lo sepa!

Puck

Disculpe Jefe, hay una loca declarándosele a su marido… no, no es cosa de la magia, es de la estupidez humana. Ya salgo señor, permítame. (Cuelga) Lucía, larguémonos de aquí ahora…

(Salen)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: